Nuestras bolsas de PLA (ácido poliláctico) están elaboradas a partir de aceites vegetales y almidón. 

Son muy robustas y resistentes a las roturas y son aptas para desechar junto con el compost doméstico (contenedor de orgánica) volviendo a la naturaleza tras su uso.

Son personalizables y están disponibles en varios colores.

¡¡Conoce la gran variedad de formatos disponibles!!

Son una gran alternativa por los recientes cambios legislativos producidos en Europa. Nuestras bolsas disponen de la certificación FSC® que garantiza que provienen de bosques sostenibles y fuentes controladas. Algunas de ellas están fabricadas de celulosa proveniente de desechos agrícolas como tallos y hojas. De esta manera conseguimos evitar la madera de árboles para hacer cartón o papel.

Todas ellas son de alta calidad y las puedes personalizar con tu logo o marca y, si necesitas alguna medida especial, no hay problema, te ofreceremos un presupuesto a medida